One more thing...no es suficiente.

No digo que los productos de Apple anunciados ayer no sean fantásticos. Sólo podría decir que no son, exactamente, disruptivos. Porque son mejoras de conceptos que ya existen. Pero no son conceptos nuevos. Aunque no soy yo quién para pronunciarse al respecto. 

Lo que sí puedo decir es que las presentaciones de Apple ya no son lo que eran, no tienen chispa, no emocionan; no producen esa sensación de ya-vienen-los-reyes-magos que nos levantaban de la silla, con todas esas mariposillas de expectación revoloteando por todo el planeta. No hay efecto wow. Han quedado en la simple enumeración de features, con videos y fotos de alta resolución, demostraciones en vivo e intervenciones personales descafeinadas… cuando no anodinas. Y, creo percibir, no ensayadas lo suficiente.

Si me dicen que el chisme X va a ser la tendencia en los próximos 10 años, querría creerlos no solo con el texto que me enuncian…querría sentirlo de verdad, que me lo hiciesen vivir y ver. No me vale con la evocación a Steve, porque lo que él hacía era también sorprender sobre el escenario, pero no con actuaciones histriónicas, sino con el espléndido dominio de la narrativa, del storytelling.

One more thing está gastado. Es tradición y está bien mantenerlo, de acuerdo. Pero, chicos de Apple en Cupertino, por favor, innovad también en las puestas en escena. Me gustaría que nos hicieseis levitar y sentir, cosa que no se consigue solo videos y con las listas de viñetas de las nuevas prestaciones de vuestros inventos.

One more thing is not enough…en vuestras presentaciones.

Debate a 4

Ha sido un debate bien moderado, no con un moderador espectador. Ha sido un buen debate. También es verdad que lo ha sido en comparación con lo malos que han sido los otros que hemos presenciado. Inevitable percibir cierta cara de hastío de Ana Blanco; creo que ella veía más allá que lo nosotros somos capaces de ver desde nuestras casas. Vicente Vallés el más contundente. Pedro Piqueras, correcto.

¿Qué quién ha ganado el debate? Pregúntale a cada partido y a cada simpatizante. El mío, por supuesto. Los otros tres…puassss. Para mí, no ha habido un perdedor ni tampoco un ganador claro. Pero no es eso lo que me ocupa.

La última cena de Obama

ObamaQué ataque de envidia me ha dado. Aún me estoy recuperando. El pasado mes de abril Barack Obama habló en la habitual cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca que, en esta ocasión, será su última cena. Obama acaba su segundo y último mandato a finales de este año y ya se está despidiendo sin abandonar sus obligaciones.

Para los más curiosos lectores de este artículo, os dejo el vínculo a la intervención completa del presidente de los Estados Unidos en este acto. Para los demás, os contaré resumidamente mis impresiones y otras cosillas que se derivan de ahí.

Astracanadas

Estamos inmersos en una guerra feroz, despiadada: la guerra de la atención. Se libra una encarnizada batalla por cada brizna de nuestro tiempo. Todo reclama nuestros oídos y nuestros ojos de consumidores, de ciudadanos, de votantes…las vías directas a nuestro cerebro y corazón. La guerra se desata en cualquier entorno: calles, prensa, móviles, televisión, radio, ordenador. Guerra de guerrillas, emboscadas y maniobras.

TOP