One more thing...no es suficiente.

No digo que los productos de Apple anunciados ayer no sean fantásticos. Sólo podría decir que no son, exactamente, disruptivos. Porque son mejoras de conceptos que ya existen. Pero no son conceptos nuevos. Aunque no soy yo quién para pronunciarse al respecto. 

Lo que sí puedo decir es que las presentaciones de Apple ya no son lo que eran, no tienen chispa, no emocionan; no producen esa sensación de ya-vienen-los-reyes-magos que nos levantaban de la silla, con todas esas mariposillas de expectación revoloteando por todo el planeta. No hay efecto wow. Han quedado en la simple enumeración de features, con videos y fotos de alta resolución, demostraciones en vivo e intervenciones personales descafeinadas… cuando no anodinas. Y, creo percibir, no ensayadas lo suficiente.

Si me dicen que el chisme X va a ser la tendencia en los próximos 10 años, querría creerlos no solo con el texto que me enuncian…querría sentirlo de verdad, que me lo hiciesen vivir y ver. No me vale con la evocación a Steve, porque lo que él hacía era también sorprender sobre el escenario, pero no con actuaciones histriónicas, sino con el espléndido dominio de la narrativa, del storytelling.

One more thing está gastado. Es tradición y está bien mantenerlo, de acuerdo. Pero, chicos de Apple en Cupertino, por favor, innovad también en las puestas en escena. Me gustaría que nos hicieseis levitar y sentir, cosa que no se consigue solo videos y con las listas de viñetas de las nuevas prestaciones de vuestros inventos.

One more thing is not enough…en vuestras presentaciones.

TOP