Filtro
  • 12 Consejos para altos directivos en presentaciones

     

     

     

     

     

     

    .-1   Recuerda que no siempre fuiste un alto directivo

    .-2   Si eres el más listo de la sala, estás en la sala equivocada

    .-3   Quien está haciendo la presentación sabe más que tú de ese tema concreto

    .-4   No le digas que te envíe el PowerPoint el día anterior a la presentación

    .-5   Déjate sorprender, no coartes su creatividad

    .-6   Apaga móvil, tableta y ordenador

    .-7   Atiende como si fuese el mayor espectáculo al que has asistido nunca

    .-8   No ofendas al que presenta si se equivoca o si no piensa igual que tú

    .-9   Si lo ha hecho bien, felicítalo públicamente

    .-10 Si lo ha hecho regular o mal, ayúdalo en privado

    .-11 Recuerda que es una presentación, no un examen

    .-12 Relee los 11 consejos anteriores un par de veces

     

  • Ventajas (in)confesables de las buenas presentaciones

    Echando un vistazo a algunos posts anteriores, parecería que soy muy pesimista con respecto a las presentaciones, pero nada más lejos de la realidad. Lo que sí es cierto es que quiero ser muy realista e inflexible con la mayoría de ellas (que son una castaña inservible).

  • Cómo ser buena audiencia en una conferencia

    …Porque es lo que me han pedido muchos directivos. Ellos, que se entrenan para exponer en su mundo profesional, que se desviven preparando una presentación, invirtiendo horas de dedicación y derrochando tensión se preguntan “¿no hay cursos para ser buen público?”

  • Presentaciones JJOO 2020 ¿Estaba vendido el pescado?

    No nos engañemos: Ana Botella no tiene la culpa de que Madrid no sea la ciudad olímpica en 2020.

    Lo admito, me he reído con los chistes y chascarrillos que se han hecho a su costa, vale. Pero no me reí con su presentación. Sufrí mucho con ella. Hace falta valor –quizás aderezado con inconsciencia- para plantarse ante un escenario mundial y hablar de esa manera. Hace falta valor para enfrentarse a su propia memoria después de muchos ensayos (supongo) y soltar ese discurso. Hace falta valor para no pronunciar bien el nombre de tu propia ciudad y amputarle, una y otra vez, la d final…y dejarla en un desdibujo de sí misma…Madrí. O, no quiero pensarlo, hay que ser muy soberbio para pensar que seré mejor que los demás.

TOP