Ponentes que leen

En mis cursos, cuando pregunto qué es lo que no gusta de un orador, siempre sale un “que lea”. Y, en el 90% de los casos, esta opinión es siempre una de las tres primeras aportaciones que hace la gente. Siempre.

Y, si toda la gente a la que le pregunto está de acuerdo con esta postura…¿cómo es que todavía hay ponentes que leen sus presentaciones?

Respuestas:

_ no se lo ha preparado

_ se pone nervioso

_ no le gusta hacerlo

_ no las ha hecho él (las diapositivas)

_ escurre el bulto y cumple con lo mínimo

Si ese es el efecto que causa un ponente que lee su presentación, parece que no debería hacerlo, ¿no? 

Conclusión: no leas nunca tus presentaciones. Obvio, ¿no?

Nunca.